COMO MEJORAR TU COMUNICACIÓN 

PARA DESCUBRIR TODO SU POTENCIAL 

Como profesionales de los Recursos Humanos sabemos bien que para poder valorar el desempeño que realizará nuestro candidato para un puesto en concreto, no es suficiente con medir su habilidad física y mental. Para poder analizar su desempeño entran en juego también factores de su personalidad tan importantes como sus motivadores y habilidades interpersonales, por ejemplo. Identificar estos aspectos en las personas, los equipos y las organizaciones, reduce los conflictos interpersonales, incrementa la retención del talento, mejora la eficiencia y la productividad y da la energía necesaria a un equipo que trabaja para lograr un objetivo común.


El estudio de la personalidad humana ha sido un tema que ha fascinado a lo largo de los tiempos. Los filósofos Hipócrates (460 a.c) o Jung (1875) ya estudiaron la personalidad humana realizando diferentes estudios y presentando sus teorías basadas en los 4 ejes. Es en el siglo pasado, gracias al psicólogo William Marston (1893) a través de su libro “Emotions of Normal Persons” (“Emociones de las Personas Normales”) (1924) donde apoyándose en dichas teorías, presentó formalmente la teoría DISC. Al igual que Hipócrates o Jung, Marston sostiene que aunque cada individuo es único y diferente, “el lenguaje de la personalidad”, es decir, el comportamiento, las reacciones y las emociones, son comunes y predecibles. De esta forma, a través de la Metodología y las Evaluaciones DISC, se puede predecir cual va a ser la adecuación de un individuo a un puesto, un grupo o una empresa determinados. Gracias a la Metodología y las Evaluaciones DISC, podemos trabajar desde una base objetiva, con un alto porcentaje de éxito en nuestros procesos de Selección y Desarrollo del Talento.

Te pondré un ejemplo:
Si a la hora de hacer la entrevista a tu candidato, te encuentras con una persona sociable, optimista, carismática …, y tu eres un Experto en DISC para Recursos Humanos, enseguida sabrás que esta es una persona creativa, motivadora y un crack del networking. Sabrás que tiene tendencia a ser ingenuo, le falta objetividad y se dispersa fácilmente, por lo que habrá que ayudarle en este sentido. Le encanta hablar, socializar y que le escuchen. Necesita que seas próximo, flexible y entusiasta en tu trato con él para que se relaje y te muestre todo su potencial.

Próximas Formaciones