Cómo convertir un grupo en un Equipo

La principal diferencia entre un grupo y un equipo es que los miembros del equipo necesitan interactuar para alcanzar un objetivo común y prima el interés del equipo sobre el interés individual.

Pero ¿qué hace temblar los cimientos de un equipo? La mayoría de las veces el miedo. Si no nos sentimos seguros y protegidos, si nos sentimos amenazados, el orgullo de pertenencia a un equipo pierde interés, la cooperación se transforma en competición, la confianza en recelo y el interés propio prima sobre el común.

 

Las claves fundamentales para fomentar el orgullo de pertenencia y la seguridad son:

  • Objetivo común.- La necesidad real de interactuar con los otros para alcanzar los objetivos.
  • Visión de futuro que genere ilusión.- Conocer la misión de la empresa y saber en qué medida el equipo contribuye a la obtención de resultados.
  • Valores acordados y compartidos.- Establecer normas de actuación en aspectos que el equipo considere relevantes.
  • Señas de identidad pactadas.- Determinar las cualidades por las que quiere ser reconocido el equipo.
  • Confianza en la capacidad de todos los miembros del equipo.- Entender las diferencias entre los miembros del equipo como un valor.

rueda equipo DISC FOR ALL

La mayoría de nosotros buscamos cooperar con otros y trabajar juntos. Nos sentimos bien formando parte de un equipo, queremos sentirnos orgullosos de nuestra contribución y de formar parte de algo superior a uno mismo y, por eso, llegamos a estar dispuestos a valorar el interés común por encima del nuestro. Cómo decía Maslow, estamos cubriendo nuestra necesidad de afiliación, pero esta necesidad solo se siente una vez que se tiene cubierta la necesidad anterior que es la se seguridad

Pero no todos nos sentimos amenazados ante las mismas situaciones, al igual que no todos obtenemos satisfacción por las mismas cosas al trabajar en equipo. Por tanto, la forma de contribuir y la motivación para permanecer fiel al equipo varía de unas personas a otras y eso hace que se asuman diferentes roles al trabajar en equipo.

Un rol puede ser el de Coordinador, caracterizado por su capacidad de entender cómo se deben conjugar las personas con las tareas necesarias para llevar al equipo a cumplir sus metas. En ocasiones puede volverse un poco rígido frente a posibles cambios que el equipo puede ver como necesarios para su mejor desempeño.

Otro de los roles que podemos encontrar es el rol Impulsor, caracterizado por una gran necesidad de lograr objetivos y resultados. Mueve al equipo aportando una nota de competitividad. Pueden frustrase o reaccionar emocionalmente frente a los contratiempos pudiendo provocar situaciones tensas.. Y así hasta 12 roles diferentes (indicados arriba en la rueda).

Conocer técnicas de análisis de comportamiento y roles de equipo nos ayuda a identificar los motivadores y temores de cada miembro y nos permite cubrir de la mejor manera posible sus necesidades de afiliación, y seguridad adaptándonos a su estilo y sus particularidades. Así mismo, hacemos ver la importancia de la contribución de cada rol y cómo a mayor diversidad de roles mas fuerza gana el equipo, fomentando el espíritu de colaboración y el orgullo de pertenencia.

 

También te puede interesar:

Próxima formación: Certificación Experto en DISC

discforall.org BLOG